Como manejar su empresa Post pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La pandemia por coronavirus ha paralizado al mundo por las medidas de cuarentena que se han debido tomar. La mayoría de las personas han tenido que quedarse encerradas en las casas por varios meses, lo que ha tenido un significativo impacto psicológico en millones de seres humanos. Este impacto, por su carácter mental y psíquico, tiene una incidencia directa sobre nuestra manera de ver el mundo y sobre los hábitos con los que nos relacionamos con la realidad. Por esta razón, el congelamiento de actividades que estamos experimentando no es solamente un paréntesis que suspende temporalmente nuestros quehaceres y que cuando se levante permitirá volver a las mismas prácticas que teníamos antes de la cuarentena. Como nuestros hábitos han estado cambiando durante días y días, van a generarse nuevas tendencias, nuevas maneras de desarrollar nuestras tareas diarias, nuevas metodologías que han surgido como necesidad de esta situación pero que van a quedarse con nosotros por mucho tiempo. Esto es así para muchos ámbitos de nuestra vida, y los negocios no son una excepción. De hecho, tal vez en el mundo empresarial es donde más se van a sentir las transformaciones que lentamente está trayendo la actual pandemia.

Frente a esto, muchos gerentes y directivos están preguntándose cuál será el futuro de su empresa en el mundo post-pandemia. Esta es, por lo demás, una pregunta inteligente, que tiene que ver con las perspectivas futuras y con la capacidad de predicción de estas perspectivas, lo que siempre ha sido un rasgo de los líderes de éxito. Poder predecir algunas tendencias del futuro permite anticiparse y preparase adecuadamente para ellas, y garantiza la supervivencia de una compañía y su posible posicionamiento como líder de su sector. Es por esto que, como se ha dicho siempre, una crisis, un momento de transformación, puede ser una gran catástrofe o una gran oportunidad, según la actitud con la que asumamos la situación. En este momento de crisis por coronavirus, lo más oportuno es preguntar, cuestionar y tratar de encontrar las mejores opciones de modelo de negocio a partir de las posibles transformaciones que vamos a experimentar en el mundo después de que finalice el estado de emergencia.

¿Cuáles son algunas de las preguntas que los gerentes pueden hacerse en este momento para empezar a orientarse en las nuevas condiciones corporativas que estamos viendo nacer en este momento histórico?

1. ¿Conviene tomar en serio la transformación digital?

Desde la década del noventa se ha venido elaborando y desarrollando el concepto de transformación digital para los negocios (Schallmo y Williams, 2018). El surgimiento de la computación y sus posibilidades significó desde sus inicios la apertura a un mundo totalmente digitalizado y virtual para el desarrollo de la actividad comercial. Esto se ha venido convirtiendo en una realidad con el paso de los años de manera lenta y tímida.

 Sin embargo, la pandemia actual ha hecho explotar esta realidad de una manera asombrosa: solo los negocios y las empresas que han asumido rápidamente una comunicación digital con sus clientes se han mantenido a flote durante la crisis. Lo interesante, sin embargo, es que estas compañías están descubriendo que aun en un estado de normalidad corporativa lo digital resulta ser mucho más ventajoso en comparación con la forma tradicional de hacer negocios.

Debido a esto, muchos directivos están hoy tratando de aprender cuanto les es posible sobre lo que es la transformación digital y cómo llevarla cabo de una forma inteligente y exitosa. Se preguntan, específicamente, si la transformación digital será un paso importante para su organización en el mundo que tendremos después de la crisis. La realidad está señalando que esa sí es la dirección adecuada, pues la necesidad de establecer el trabajo remoto y de entablar con los clientes una relación totalmente digital ha hecho que grandes porciones de las compañías empiecen a digitalizarse y a agilizar sus procesos, por lo que en pocos meses la competitividad estará determinada por la cantidad de procesos que una compañía haya automatizado y por la manera en que haya adaptado su operación a la velocidad de la tecnología.

2. ¿El teletrabajo añadirá valor a mi negocio?

Trabajar desde la casa es la realidad de millones de empleados hoy en todo el mundo. La cuarentena obligatoria decretada en cientos de países forzó a muchas compañías a establecer puntos de conexión en las casas de sus trabajadores para que estos desarrollen desde allí todas sus labores. En un principio esto pareció una rareza, un acto extraño dentro de los hábitos regulares de la vida en oficina. Sin embargo, con el paso del tiempo, tanto los trabajadores como las directivas han estado descubriendo las grandes ventajas de esta modalidad: menos gasto de tiempo en traslados, ahorro en gasolina y parqueaderos para los vehículos privados, o en dinero para los pasajes en transporte público, facilidad de alimentación y mejor calidad de la comida, por cuanto que es comida cocinada en casa, facilidad de organizar el tiempo para compartir con la familia y los seres cercanos, etc.

Por esto, las predicciones anuncian que con una gran probabilidad muchas empresas mantendrán las prácticas de teletrabajo, lo que aumentará su productividad, tanto por el ahorro de tiempo como por el incremento de la sensación de satisfacción de los empleados (Eisenberg, 2020). Pensar en una estrategia estable de trabajo desde casa es una importante reflexión para muchos gerentes, y con mucha más razón si quieren emprender un proceso de transformación digital, que se verá beneficiado con esta práctica.

3. ¿Me ayudará una solución de software con estos nuevos modelos de negocio?

Frente a estas preguntas muchos directivos también están buscando las mejores opciones de soluciones de software para automatizar sus procesos e impulsar las transformaciones digitales. La verdad es que la competitividad en el entorno post-pandemia va a estar determinada por el uso de tecnología de la información y la comunicación, y quienes no implementen soluciones inteligentes que automaticen sus procesos se verán en una gran desventaja frente a los líderes del mercado, que estarán actuando desde la velocidad de la automatización de procesos corporativos. En este sentido, las soluciones de BPMS serán una clave del éxito de muchas grandes, medianas, y también pequeñas, corporaciones.

es_COES
en_GBEN es_COES